viernes, 18 de junio de 2010

LIBRO: Osiel Vida y Tragedia de un Capo Ricardo Ravelo

El más reciente libro publicado por Ricardo Ravelo “Osiel Vida y Tragedia de un Capo” de la editorial Grijalbo, nos revela principalmente acontecimientos que hicieron de Osiel Cárdenas Guillen, fuera el jefe del Cartel del Golfo, donde nació como brazo armado “Los Zetas” grupo armado que hoy en día opera por su cuenta imponiendo el terror en parte del territorio nacional. Describe los hechos que fueron engranado para que Guillen llegara a realizarse como el gran narcotraficante que funcionó en el sexenio de Zedillo.

Su niñez y su juventud, sus inicios en las actividades delictivas, el emporio del Cártel del Golfo, los detonantes de su caída que finalmente lo llevó a la prisión de Estados Unidos es parte de la narración. Retratando amores, gustos, vicios, temores, y hasta cierto punto parte de los pensamientos de Osiel Cárdenas Guillén es como muestra el autor la oscuridad en el camino del narcotráfico. Bordeó la tragedia y fue por azares del destino que lo arrojó a las redes de la criminalidad. “Ausente la madre y con un padre adoptivo, a Osiel le fascinan las mujeres bellas y bien formadas, son su debilidad, su refugio. Con ellas sacia sus ancestrales carencias que lo contristaron; rudo por naturaleza, ante ellas se doblegan”. Llevando siempre una doble vida, pues le gustaba a Cárdenas Guillén cambiarse el nombre por el de Alberto Salazar González entre otros, le agradaba le dijeran “Ingeniero”

Ratifica y muestra la vida de sus predecesores en el negocio de la droga tal es el caso de Juan Nepomuceno Guerra Cárdenas y su principal heredero Juan García Ábrego.

“Vertiginoso y fulgurante fue su ascenso en el mundo del narcotráfico, estrepitosa, dolorosa, su caída, y más grave aún su desgracia. Hoy, a los 42 años de edad, en plenitud de sus facultades, Osiel purga una condena en un penal de Estados Unidos en el que ve cómo languidece su vida.”

“Yo pensó que más que nada la PGR, se enfoca cínicamente en algunos grupos, pero no en todos”. Osiel Cárdenas Guillén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada